Facebook Twitter Google +1     Admin

GUSTAVO VIDAL MANZANARES

20101018093930-thumbnail.aspx.jpg

Más Allá de la Ciencia nº 226

La masonería ha sido muy perseguida a lo largo de la Historia. Sin embargo, esta corriente de pensamiento ha pervivido en el tiempo. En Masones que cambiaron la Historia (Edaf), Gustavo Vidal Manzanares nos desvela los secretos de dieciocho masones célebres que modificaron el mundo y la sociedad que les tocó vivir y desmonta las mentiras que se cuentan sobre los masones.

Gustavo, ¿por qué existen tantos masones célebres?
En la masonería ha habido y hay muchas celebridades, pero también personas anónimas. La mayoría, de hecho, aunque es normal que una organización que defiende el libre pensamiento, la razón, la ética y la fraternidad atraiga a individuos de mente limpia y abierta. Es lógico que a las logias concurran escritores, estadistas, científicos...

Cabría pensar que ser masón ha sido sinónimo de disfrutar de éxito profesional.
Relativamente. Una de las claves de la masonería es el afán de progreso, sacar lo mejor que llevas dentro y potenciarlo. En ese sentido, el triunfo es una consecuencia. Por regla general, quien se esfuerza de verdad y se supera, consigue frutos.

Centrémonos en su libro. Dieciocho personajes conocidos, importantes, todos masones... ¿Por qué ha escogido éstos y no otros?
En Masones que cambiaron la Historia he procurado que figuren masones del mundo de las artes, la ciencia, la política, la literatura, la lucha por la paz... he intentado, en suma, reflejar todos los ricos aspectos del alma del hombre.

¿Por qué ese miedo a los masones?
Está claro que el libre pensamiento y la fraternidad provocan el rechazo de los dogmáticos, los homófobos, los racistas y los charlatanes con la cabeza saturada de moralina rancia. Si me lo permite, ya que hablo a título personal, le diré que me siento muy orgulloso de las injurias que algunos nos dedican viniendo de quienes vienen. Otra cosa sería que nos atacasen los premios Nobel, los científicos...

Usted vive este mundo desde dentro, ¿puede decirnos por qué hay tanto secretismo?
¿Secretismo? La sede de la Gran Logia de España en Madrid se ubica... ¡al lado del estadio Santiago Bernabéu!, a puerta de calle, con un enorme portón de acero negro con la inscripción de Gran Logia de España y la escuadra y el compás en la puerta, todo bien grande y visible. Organizamos congresos y conferencias, publicamos libros, acudimos a los medios de comunicación. Quienes nos motejan de “sociedad secreta” evidencian su inconfundible intención calumniadora. Y ya sabemos que la calumnia siempre deja un poso.

¿Existen personajes públicos en España que ocupan puestos de responsabilidad o que destacan en alguna disciplina social y que pertenecen a la masonería?
Si se refiere al presidente de Gobierno, que yo sepa no es masón. Y lo que es una auténtica majadería es decir que hay ocho ministros masones.

¿Cree que la masonería, como tal, tiene futuro? Mientras subsistan la ignorancia, la codicia y el fanatismo, la masonería será una necesidad. Mientras las personas busquen un ambiente de diálogo, debate sereno, pensamiento y rectitud moral, la masonería tendrá el futuro asegurado. El fin de la masonería es el avance intelectual, moral y social del hombre y, en consecuencia, el progreso de la sociedad. ¡Ojalá algún día nos juntásemos unos cuantos masones y dijéramos: “Hermanos, ya no hacemos falta”!

18/10/2010 09:39. masoneria #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

masoneria

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris