Facebook Twitter Google +1     Admin

Condolencias de la masonería liberal española en el fallecimiento del profesor Enrique M. Ureña

El martes 19 de agosto de 2014 falleció en Salamanca el profesor Enrique M. Ureña, Catedrático de la Universidad de Comillas, a los 76 años. El profesor Ureña era una de las máximas figuras en el estudio del krausismo y un destacadísimo investigador de la masonería. Fundó en 1989, junto a Pedro Álvarez Lázaro, el Instituto de Liberalismo, Krausismo y Masonería, destacadísima institución académica en su género.

Con motivo del fallecimiento del ilustre catedrático y humanista, la Gran Logia Simbólica Española y el Supremo Consejo Masónico de España, en tanto que potencias masónicas que representan a la masonería liberal y adogmática, quieren hacer pública su más profunda consternación por la desaparición del profesor Enrique M. Ureña y al mismo tiempo mostrar su agradecimiento por su labor intelectual, que rebasa los límites de lo académico para concernir a la ciudadanía democrática de un modo decisivo. El estudio científico de la acción y el pensamiento masónico en España, en el que el profesor Ureña fue excelente, ha contribuido a devolver la sociabilidad masónica al lugar que nunca debió abandonar: la normalidad cotidiana de las sociedades democráticas en tanto que escuela de formación de ciudadanos e instancia de fomento del pluralismo cívico y la libertad de pensamiento.

El profesor Enrique M. Ureña.

El profesor Enrique M. Ureña.

Enrique M. Ureña fue el autor de una extensa y profunda investigación en torno a la figura del filósofo y masón alemán Karl Christian Friedrich Krause, que tanta influencia tuvo en movimientos como el de la Institución Libre de Enseñanza y la Escola Nova. En España, el krausismo supuso, en el siglo XIX, un intento de recuperar nuestro país para las corrientes de pensamiento progresista generalizadas en Europa y, en el siglo XX, la propuesta de un ideal para el progreso de la humanidad basado en la libertad y la transformación social que fuera alternativa al totalitarismo. Personajes como Francisco Giner de los Ríos son representantes de este movimiento regenerador. En nuestros días, Enrique M. Ureña podía ser considerado como el referente contemporáneo de esa filosofía.

La investigación de la masonería y el krausismo mereció al profesor Enrique M. Ureña la consideración general como uno de los grandes especialistas europeos en estas materias, y al mismo tiempo, los inmisericordes ataques de los sectores más retrógrados del nacionalcatolicismo español, quienes, pese a la condición de sacerdote jesuita del profesor Ureña –perteneció a la Compañía de Jesús hasta su muerte– le atacaron y difamaron en términos que deben avergonzar no ya a un creyente sino a cualquier persona de bien. La Gran Logia Simbólica Española y el Supremo Consejo Masónico de España, que no proponen ni niegan ninguna fe ni afiliación política alguna, quieren hacer patente, por tanto, desde su clara posición en el librepensamiento, su admiración y profundo reconocimiento al profesor Enrique Ureña por ese testimonio de independencia intelectual y honestidad cívica que supone su aportación personal y sacrificada al pluralismo y la convivencia en España, donde queda todavía una ingente labor que realizar para paliar la destrucción que Francisco Franco ejerció sobre la masonería, prohibiéndola y ejecutando o enviando al exilio a sus miembros.

Quede la figura de Enrique M. Ureña en la memoria de todos los ciudadanos y en los anales de la historia de la lucha por la libertad de pensamiento y la democracia en España.

 

Gran Logia Simbólica Española, Nieves Bayo Gallego, Serenísima Gran Maestra

Supremo Consejo Masónico de España, Joan-Francesc Pont Clemente, Soberano Gran Comendador

12/09/2014 20:34. masoneria #. Sociedad

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris