Facebook Twitter Google +1     Admin

Libro: Franco contra los masones, de Xavi Casinos y Josep Brunet

20070424013252-x.jpg
El Plural / Macro/VidaMACRO/VIDA 19/04/2007El periodista Xavi Casinos explica cómo el dictador espió a la logia“El masón Churchill acabó aceptando al antimasón Franco como mal menor”SERGIO COLADOLa realidad histórica que analiza y documenta el libro Franco contra los masones, de Xavi Casinos y Josep Brunet, era especialmente convulsa y propicia para las intrigas. Giraban entorno a tres realidades: masones que deseaban derrocar a Franco, el dictador que vivía atemorizado, y una espía. Por una lado, la Lisboa de los años 40, mientras se fragua la II Guerra Mundial, un punto de encuentro de exiliados, diplomáticos, espías y de una Internacional de la masonería, la AMI, que sueña con derrocar a Franco. De otra parte el dictador español que acaba de salir de la Guerra Civil y, todavía sin su poder ni su sistema político asentado, vive obsesivamente atemorizado ante los masones, la posibilidad de un golpe militar y los movimientos políticos internacionales que puedan perjudicarle. Y por último una espía, A. de S., que le mantiene puntualmente informado. Xavi Casinos y Josep Brunet han podido investigar este escenario tras acceder a los informes que A. de S. enviaba al dictador y revelan sus conclusiones en el libro Franco contra los masones, editado por MR Ediciones. Casinos explica en una entrevista a elplural.com algunas de las claves de este documentado libro de investigación.

- ¿Qué era la AMI?
Después de la I Guerra Mundial se crea en Ginebra la Sociedad de Naciones, antecedente de la ONU, y los masones acogen esta idea y forman paralelamente, incluso en la misma calle de la sede de la SN, la Asociación Masónica Internacional (AMI). La integran masones de todo el mundo, especialmente americanos y europeos, con el mismo objetivo, evitar otro conflicto bélico. Por los apellidos se deduce que muchos eran judíos. Los nazis llegan al poder y muchos miembros de la AMI abandonan Ginebra y se instalan en Lisboa, que en aquellos años era una especie de Casablanca, un punto de contactos, espionajes y diplomacias.

- ¿Y cuáles eran sus actividades?
La AMI trabajaba en dos sentidos, ser un punto de reunión de funcionarios y representantes sobre todo de los gobiernos británico y estadounidense, muy influenciados por la masonería, también en los servicios secretos y con presidentes perteneciente a ella como Churchill, Roosvelt o Truman. La segunda vía, ya que había muchos masones españoles exiliados en Portugal, impulsar acciones de oposición al régimen de Franco.

- Promoviendo por ejemplo un pronunciamiento militar… Del libro se deduce que existía un alto grado de mandos masones en el Ejército antes de la Guerra Civil.
Había muchos militares masones, especialmente leales a la República pero también muchos en el bando franquista. Por ejemplo Miguel Cabanellas, jefe de la Junta Militar de los sublevados que nombró Generalísimo a Franco, era un masón muy activo que no fue procesado porque murió antes. Antonio Aranda, otra pieza clave en el levantamiento en Oviedo, también fue depurado por masón. A Queipo de Llano se le abre expediente… Y está la leyenda, apoyada por algún testimonio oral pero no por documentos, de que Franco solicitó su ingreso dos veces en la masonería, una en Marruecos y otra en Madrid, siendo rechazado.

- Y después de la contienda, ¿los masones españoles tenían capacidad?
Estaban mermados, pero en un primer momento hubieran contado con apoyo inglés en un intento de derrocar a Franco. Y cuando el Régimen tuvo constancia de estos movimientos a través de los informes de A. de S., actuó.

- Franco controlaba los movimientos de la AMI…
La AMI no sospechaba que tuviera un topo, una señora que se identifica como A. de S., esposa de uno de los dirigentes de la Asociación, que se dedica durante años a copiar las actas de las reuniones así como sus documentos y cartas (Churchill, La Pasionaria, etc.) y los envía a los servicios de inteligencia franquista junto a informes realizados por ella misma: comentarios en círculos monárquicos exiliados en Portugal, actividades del propio Don Juan… Franco utilizaba esos informes para firmar artículos con seudónimo en el periódico Arriba.

- ¿Y quién era esa enigmática A. de S. que le informaba?
Sabemos que nació en Cuba, no me preguntes por qué pero idolatraba a Franco, compartía sus fobias, como la masonería, a pesar de lo cual estaba casada con un masón... Era una mujer muy preparada para su época, traducía documentos en francés, inglés, quizá alguno en alemán, escribía a máquina, estaba bien relacionada con ambientes monárquicos, también con el gobierno portugués de Salazar…

- Además de este control, ¿qué otros componentes frustran el objetivo de la AMI de acabar con Franco?
Hemos podido constatar en los informes tres momentos claves y sorprendentes. Por un lado, la carta de Churchill en calidad de masón y ministro británico en la que acepta a Franco como mal menor frente a comunistas, línea a la que se suman luego los norteamericanos. También el apoyo que Franco recibió de la comunidad judía, hay un informes de A. de S. sobre cómo Chaim Weizmann, primer presidente de Israel, le defiende porque ayudó a muchos judíos a huir de los nazis y colaboró con la creación del Estado de Israel…

- ¿Entonces el pragmatismo político se impuso al objetivo masónico?
Churchill antepone los intereses de su país y de la geoestrategia anglosajona en Europa antes que una supuesta fidelidad o hermandad a la masonería, pero eso lo hacen los masones ingleses en general. Para la debilidad de la AMI resulta clave que la masonería norteamericano rompa con ellos y se quedan sólo con la influencia británica. El resto de la masonería europea estaba muy mermada.

- ¿Y el último revés?
El último hecho que certifica el fracaso de la AMI es un informe de la American Express Company, en 1945, en la que recomienda España como destino turístico para los estadounidenses. En ese momento se dan cuenta de que han perdido la batalla.
24/04/2007 01:32. masoneria #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

masoneria

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris