Facebook Twitter Google +1     Admin

García Lorca: vinculado con la masonería. Documental sobre García Lorca en Marruecos.

20101020090345-fgarcialorca.jpg

 

A finales de noviembre el Instituto Cervantes de Tetuán, en Marruecos, realizaría la primera presentación del documental que se rueda actualmente sobre la visita que en diciembre de 1931 hiciera el poeta español Federico García Lorca a ese país africano, entonces protectorado de España, como parte de una comitiva oficial del Ministerio de Instrucción Pública.

El documental —del que también se gestionará su emisión por televisión en España— durará entre 40 y 52 minutos, y servirá para que “la gente conozca este aspecto que viene a completar la biografía del poeta de Fuente Vaqueros”, según afirma el investigador Miguel Caballero Pérez, cronista de Láchar (Granada, España) y autor del libro Lorca en África, quien, por respeto a la productora, no ha querido revelar más detalles sobre su contenido.

Como explicamos en nuestra edición 234, el documental revelará datos inéditos sobre la presencia en África del literato de la Generación del 27. El viaje lo llevó por Ceuta, Tetuán, Xauen y Alcazarquivir, como secretario del entonces ministro de Instrucción Pública, Fernando de los Ríos, primera autoridad del gobierno republicano en visitar oficialmente el Protectorado Español en Marruecos.

El episodio, hasta ahora desconocido y no del todo claro de la vida pública de García Lorca, está narrado en el libro de Caballero Pérez. Durante el pasado mes de julio, el investigador recorrió Ceuta y Tetuán para realizar el documental. El trabajo ha sido posible gracias a la labor investigadora del granadino, que también contó con la ayuda del director de la Biblioteca Municipal de Ceuta, José Antonio Alarcón, y del cronista oficial de la Ciudad Autónoma ceutí, José Luis Gómez Barceló.

Fotos antiguas, planos de los edificios de aquel tiempo que aún quedan en pie, y entrevistas a expertos en la materia, son algunas de las referencias documentales que se incluyen en el documental, aunque Caballero Pérez lamenta no haber podido hablar “con algunas autoridades marroquíes para completar el trabajo”. El presupuesto del documental es de unos 10.000 euros y ha sido patrocinado por el Patronato García Lorca de la Diputación de Granada y el Instituto Cervantes.

También permitirá comprobar que el poeta presentaba unas ideas muy adelantadas a su tiempo, “porque los secretarios solían participar en la redacción de los discursos del ministro y en las alocuciones de Fernando de los Ríos están expresas varias ideas de diálogo entre culturas”.

El historiador granadino tropezó con esta historia cuando documentaba artículos de prensa en los que se mencionase al poeta. En su investigación apareció una nota de La Vanguardia del año 1931 que lo mencionaba en calidad de secretario del ministro. A partir de ahí, comenzó un trabajo de indagación sobre aquel viaje, ya que estaba ampliamente documentado, pero sin mención alguna a García Lorca.

El documental incluirá, entre otras muchas imágenes, una foto de portada de ABC en la que se podría observar a García Lorca en uno de los extremos de una imagen de la comitiva del ministro. También se incorporará la grabación, de apenas un minuto, de la llegada de De los Ríos a Ceuta. Supuestamente, se intuye al escritor granadino en una de las figuras que siguen al político cuando baja la pasarela del barco.

Una de las importantes revelaciones que incluye la investigación de Caballero Pérez se refiere a la vinculación de García Lorca con el gobierno de la República al servir de secretario a Fernando de los Ríos. “Este dato contradice a quienes negaban que García Lorca hubiera sido secretario personal de Fernando de los Ríos”, insiste Caballero Pérez.

García Lorca ostentó varios cargos más durante la República, como el de director del Teatro Universitario La Barraca o el de vocal de la Junta Nacional de Música y Teatros Líricos, “unos puestos que engrosaron la denuncia que se le hizo ante el Gobierno Civil en Granada y que lo condujeron a su trágico final”, explica.

Con la legación republicana al entonces Protectorado, además de los mencionados viajaba Rafael Troyano de los Ríos, un sobrino del ministro que también ejercía como secretario.

“El objetivo del viaje institucional consistía en inspeccionar las escuelas para iniciar sus reformas”, comenta el historiador. “Otro de los motivos era reafirmar en su cargo al primer dignatario civil en el Protectorado, que sustituyó al general Sanjurjo, ya que un núcleo importante de la población española se mostró bastante molesto con el nombramiento”, indica Caballero Pérez.

Desembarcaron el 26 de diciembre y permanecieron en el Norte de África hasta el 30. García Lorca y Rafael Troyano acompañaron a Fernando de los Ríos por Ceuta, Tetuán, Alcazarquivir y Xauen. “Federico asistía a Fernando de los Ríos y colaboraba en la redacción de los discursos”, relata Miguel Caballero para describir al poeta convertido en un funcionario de lujo de la República.

Según el experto, “las paradojas de la vida llevaron a García Lorca a que se alojara en la residencia del general Cabanellas, uno de los militares que posteriormente participaron en el Alzamiento”.

El desarrollo de aquel viaje y los contactos que mantuvieron tanto García Lorca como Fernando de los Ríos fueron utilizados en su contra durante la sublevación militar de 1936. Aquella legación republicana al Norte de África en la que se encontraba el poeta invitó “a los representantes de las comunidades judía, musulmana y a los masones”, añade Caballero Pérez.

Es conocida a través de la abundante documentación existente la pertenencia de Fernando de los Ríos a la masonería, y también se ha señalado por algunos especialistas la adscripción de García Lorca. “Lo cierto es que en aquel viaje se celebró una reunión de la masonería durante un almuerzo celebrado en Larache, según la documentación existente”, ratifica el especialista.

A la acusación de masones se les unió la de próximos al sionismo, al judaísmo, una razón que los responsables del Alzamiento “encontraron en el contenido de los discursos de aquel viaje al Protectorado español”. “El discurso ante la comunidad sefardí de Tetuán y las cartas de las logias masónicas de Fernando de los Ríos fueron determinantes para acusarlo de marxista, masón y judío”. Y en el mismo saco metieron al poeta granadino, cuya denuncia, la que le llevó a su detención, contenía las acusaciones de su vinculación masónica.

20/10/2010 09:04. masoneria #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

masoneria

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris