Facebook Twitter Google +1     Admin

La capilla de Mosén Rubí, nada que ver con la masonería

20111123185939-zz.jpg

Según la tesis doctoral que analiza el templo

Carlos de Miguel

La tesis doctoral de Isabel López Fernández sobre la capilla de Mosén Rubí “desmonta rotundamente” su supuesta relación con la masonería, como se ha apuntado en muchas ocasiones.

Bajo el título de ‘La casa de Bracamonte y el patrimonio abulense’, la tesis se entra en el llamativo templo abulense u hospital y capilla de La Anunciación. “No tiene relación con la masonería porque ésta llega a España en el siglo XVIII y la capilla fue construida en el XVI”, argumenta, y acerca de los símbolos, como el compás, que es un elemento que pertenece al escudo de la familia Bracamonte, que llegaron de Francia en el siglo XIV.

También se ha aludido a la planta pentagonal de la capilla, que se levantó así porque es funeraria y se hizo para acoger a sus fundadores, María de Herrera y Andrés Vázquez Dávila, y que, si bien es diferente a la mayoría de los templos abulenses, no es “extraña”, ya que “hay otros precedentes”, como el monasterio de Gracia y la capilla de San Antonio en San Francisco, en la capital, o los de El Parral y Villacastín, en Segovia.

La profesora de la Escuela de Turismo de la Universidad de Salamanca y de la UNED de Ávila apunta también que fue un patronato laico quien mandó levantar la capilla, pero esto sucedía “en muchos casos en el siglo XVI”.

Aparte de este asunto. López Fernández destaca como relevante que su tesis demuestra que en su traza participó Juan Gil Hontañón, quien participó en las catedrales de Salamanca y Segovia.

Tesis en la tesis

La defensa de la tesis se realizó el día 18 en la propia capilla de Mosén Rubí, lo que fue definido como “tesis leída en la propia tesis”. Dirigida por el profesor José Luis Gutiérrez Robledo, de la Universidad Complutense, y teniendo como tutor de la Universidad de Salamanca a José María Martínez Frías, el trabajo -con beca de la Institución Gran Duque de Alba- aporta un estudio completo de la familia Bracamonte hasta nuestros días, un novedoso estado de la cuestión sobre la ciudad del XVI y sobre la arquitectura de la casa de Bracamonte.

En ella define su proceso crono-constructivo y precisando el papel que -entre otros- Gil de Hontañón, Juan Campero, Pedro de Tolosa, Rodrigo Gil de Hontañón y Pedro de Tolosa, más Gabriel, Diego y Francisco Martín, tuvieron en su traza y realización, que suponen lo más granado de la arquitectura abulense y que fueron autores del “más ejemplar de los monumentos de la centuria, una capilla funeraria cuya traza y belleza trascienden el ámbito abulense”, según lo define.

El tribunal estuvo presidido por Pedro Navascués, de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, e integrado por los doctores Antonio Ruiz Hernando, de la misma universidad; Manuel Pérez Hernández y Elvira Díaz Moreno, de la Universidad de Salamanca; y María Jesús Muñoz González, de la Complutense, y otorgó la calificación máxima de sobresaliente cum laude por unanimidad.

Sus integrantes elogiaron el trabajo y destacaron lo oportuno que era el lugar elegido para su lectura, junto a la ingente documentación, a la vez que agradecieron la acogida de la Comunidad de Madres Domínicas, recomendaron la publicación de la obra, e hicieron suya la preocupación por las actuaciones que estaban atacando últimamente algunas piezas del  patrimonio que fue de la casa de Bracamonte.

Fuente: aviladigital.com

23/11/2011 19:01. masoneria #. Castilla y León

Comentarios > Ir a formulario

masoneria

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris