Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2010.

Concierto de música masónica y 1ª Edición de los galardones “Libertad, Igualdad, Fraternidad y Laicidad”

 

Viernes, 05 de Febrero de 2010 07:25 Logia Blasco Ibañez | Notas de Prensa - Cultura

Siguiendo con los actos organizados para este fin de semana, por la Logia Blasco Ibáñez en colaboración con la Fundación Gran Oriente de Francia, se organiza un concierto de musica masónica y la entrega de Galardones "Libertad Igualdad, Fraternidad y Laicidad"


Museu Valencià de la Ilustració i la Modernitat (MuVIM), (Guillem de Castro , 8, y Quevedo, 10), Sala de conferencias
6 de febrero, a las 19:00h


Siguiendo con los actos organizados para este fin de semana, por la Logia Blasco Ibáñez en colaboración con la Fundación Gran Oriente de Francia, y en relación a la Exposición “Masonería e Ilustración” que se celebra en el Muvim, el día 6 de febrero a las 19:00 horas, en el salón de actos, un concierto de música masónica nunca antes realizado en España. En dicho concierto se representarán obras de Mozart de corte masónico, algunas de las cuales son habituales en los desarrollos de los rituales y quieren ser un repaso a la música alegórica sobre la masonería. Dicha representación correrá a cargo de la Orquesta Barroca Valenciana, cuyo actual director es D. Manuel Ramos Aznar.


El programa de representación abarca las siguientes obras:
Dir, seele des weltalls KV 429
Aria de Sarastro "Die Zauberflöte"
Zur Eröffnung der Logenversammlung KV 483
Chor der Prierster "Die Zauberflöte" K 620
Zum SchluB der Logenversammlung KV 484
Aria de Pamina "Die Zauberflöte"
Maurerische trauermusik, k- 477
Ach, ich fühl´s "Die Zauberflöte" (Aria de Pamina)
Gesellenreise KV 468
Aria de Tamino "Die Zauberflöte"
An die Freundschaft KV 148
Eine kleine Freimaurer-Cantate KV 623


Las obras serán interpretadas vocalmente por Luis Egio(Tenor), Trini Gabarrón (Soprano), Javier Rubio(Barítono) y José Antonio Cecilia(Bajo), en calidad de solistas y el Grup Vocal de Cambra d’Elx en la sección de voces graves.
Es de destacar que es la primera vez que la provincia de valencia acoge un concierto que agrupe la musica masonica de Mozart.


Las entradas están totalmente agotadas desde hace semanas, lamentando no poder atender todas las peticiones que se han recibido y a las cuales nos hubiera sido muy grato atender.


Reseña histórica: Mozart se inicio en masonería el 14 de Diciembre de 1784 en la logia Zur Wohltätigkeit (de la Beneficencia) de Viena.


1ª Edición de los galardones “Libertad, Igualdad, Fraternidad y Laicidad”
Olympia Hotel, Events&Spa (Maestro Serrano 3, Alboraia-Valencia), Salones
6 de febrero, a las 22:30h


Acompañando al concierto, se celebrará la 1ª edición de los galardones: “Libertad, Igualdad, Fraternidad y Laicidad” a diversas personas e instituciones de diferente índole social, político y cultural española.
Los galardones se distribuyen de la siguiente manera:


Libertad, a D. Andrés Perelló Rodríguez, Eurodiputado español, miembro del Comité Federal del PSOE, colaborador de diversos medios de comunicación y escritor, en reconocimiento a la labor informativa de sus actividades publicas, acercando las instituciones a la ciudadanía y permitiendo observarlas mas allá de las tensiones partidistas del día a día.


Igualdad, a la Fundación Pro-Dignity, fundación internacional cuyo objetivo principal es la defensa de los derechos humanos en todos los aspectos de la vida. Recibe el galardón en reconocimiento a su esfuerzo para crear un sistema que permite el contacto entre ciudadanos, explorando nuevas vías de futuro, poniendo cimientos a un camino nuevo de solidaridad.


Fraternidad. Este galardón será conocido durante el desarrollo de la entrega del resto de galardones.


Laicidad, a la Asociación Cullera Laica, asociación cuya finalidad es garantizar la libertad de pensamiento y conciencia de todas las personas, en reconocimiento a su esfuerzo por llevar las ideas laicas a la acción local, llevando el laicismo a una realidad tangible por los ciudadanos.


Todos los actos serán presididos Por Juan A. Sanchez, presidente de la Logia Blasco Ibáñez y contarán con la asistecia de D. Jean Paul Bouche, Gran Maestro Ad. del Gran Oriente de Francia.
Detalles del contacto:
Logia Blasco Ibañez
Valencia
Web: http://www.masoneriavalencia.com

 

06/02/2010 11:36. Zayin #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

París abre las puertas del secreto mundo de la masonería

20100211084148-emblema-mason.jpg

10-02-2010 / 20:20 h

(FRANCIA) CULTURA-ESPECTACULOS

Casi trescientos años después de que el pastor James Anderson redactase el Libro de las Constituciones -en lo que se considera el inicio de la masonería moderna-, el Museo de la Francmasonería ambiciona ocupar "una posición preponderante en el centro del la cultura masónica en los años futuros".

Así lo afirma Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, institución creada en 1773 y cuyo máximo grado lo ocupó, entre otros célebres personajes de la Historia, José Bonaparte (Rey de España entre 1808 y 1813), como muestra la línea del tiempo masónica que puede contemplarse en el recién inaugurado museo.

Y es que la profesión masónica no ha dejado nunca de ocupar un notable lugar en la historia de Francia, desde los días en los que se gestaba la Revolución Francesa (1789) hasta la actualidad, donde Xavier Bertrand, el secretario general del partido político del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, forma parte de esta comunidad que debe su nombre a la palabra francesa "albañil".

Recuerda Lambicchi que los valores masones están estrechamente vinculados a los que inspiraron a los revolucionarios del siglo XVII como el pensador Voltaire -ilustre miembro de la sociedad masónica- y al lema nacional francés, que aspira a la libertad, igualdad y fraternidad de todos los ciudadanos republicanos.

Desde entonces hasta nuestros días, los masones no han dejado de influir en el devenir de la sociedad francesa.

Tanto es así que Francia ha visto recientemente cómo algunos de sus maestros participaban en la redacción de la ley que permite las uniones civiles del mismo sexo (PAC) o el estudio de la legislación sobre bioética, señalan las explicaciones del museo.

Las masonería francesa, prohibida durante el Gobierno colaboracionista de Vichy de la Segunda Guerra Mundial pero tolerada en la Francia liberada, atrajo también a pensadores de otros países, como al pintor cubista español Juan Gris, que fue iniciado por la logia de París en 1923.

Pero es el carácter secreto de las logias masónicas, terreno fértil para teorías conspirativas, y los rituales en los que participan sus miembros, lo que más llama la atención de los no iniciados.

Por ello, el visitante comienza su recorrido por el museo descubriendo una serie de dibujos y obras de arte que hacen referencia a dichos rituales, para adentrarse después en un universo de simbología masónica, que abarca pinturas, esculturas, vajillas de porcelana, sables delantales, libros y una infinidad de artes decorativas que alcanzan los 10.000 objetos.

Destacan entre ellos los delantales -uno de los símbolos masónicos más extendidos- de Voltaire o de Jêrome Bonaparte, Rey de Westfalia y hermano de Napoleón I, la espada de "venerable" que perteneció a Lafayette, o una edición original de las Constituciones de Anderson.

Ninguna referencia, no obstante, al libro "El símbolo perdido" del exitoso Dan Brown, quien ha conseguido vender millones de ejemplares de su novela basada en una conspiración francomasónica.

Pero el museo no pretende exclusivamente convertirse en un espacio que atestigüe la influencia de la masonería en la sociedad gala, sino participar además en el futuro de dicha comunidad, que se dice liberal y anti-dogmática.

Por ello, la mitad de su espacio se dedicará a exposiciones temporales, así como a celebrar coloquios y reuniones en las que quizá puedan participar aquellos que sienten cierta fascinación por el misterioso universo de la masonería.

EFE jaf/pdp ABC.es

11/02/2010 08:41. Zayin #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Aunque a las mentiras históricas el PP las vista de seda, en mentiras se quedan

20100212112308-sopena.jpg

Cabos sueltos.

Observamos, con inquietud creciente, la deriva del Partido Popular hacia la legitimación explícita del franquismo y la deslegitimación torticera de la II República. Hemos conocido cómo el presidente de los trajes gratis et amore, suministrados por bigotes gürtel –“te quiero un huevo”-, prologa una guía destinada a los inmigrantes para que conozcan España, su historia y la de la Comunidad Valenciana. Rafael Blasco, ahora conseller de Solidaritat, que es un clásico del transfuguismo, también ha participado en ese prólogo. Pues bien, la guía para inmigrantes se ha convertido en un nuevo escándalo del Gobierno Camps porque -como ha subrayado la coordinadora general de Esquerra Unida del País Valencià, Marga Sanz- “recuerda las clases de Formación del Espíritu Nacional de la dictadura”.

La guía no pasaría ni un examen de historia ni una prueba de convicciones democráticas”, sostiene Sanz. El texto elude al máximo el golpe de Estado de 1936, la guerra civil y los cuarenta años de régimen totalitario. La República -para el PP valenciano- se despacha describiéndola, al igual que se hacía con el general Franco en El Pardo, como un período en el que se quemaron iglesias y se cometieron asesinatos. La oposición en Valencia al PP está que trina a causa de esta nueva estafa histórica. Mientras tanto, la lideresa madrileña, Esperanza Aguirre, ha puesto estos días en marcha un cursillo para profesores de Enseñanza Secundaria de Geografía e Historia, Arte y Ciencias Sociales. Tales profesores reciben clases de gentes como Pío Moa, uno de los mayores manipuladores de la historia, ex GRAPO (extrema izquierda terrorista) y, desde hace décadas, instalado en la derecha ultramontana. Aguirre se ha rodeado para el citado cursillo de adoctrinadores made in FAES o Libertad Digital, salvo alguna peculiar excepción.

Estrategia calculada

Todo esto no puede achacarse a la casualidad o a un mal entendido. Forma parte de una estrategia perfectamente calculada, dispuesta a maquillar la dictadura del nacional-catolicismo y a transformarla en un sistema que era necesario, arguyen, para salvar a España del peligro comunista y de otras desgracias como los nacionalismos catalán y vasco, el laicismo, la masonería o la demagogia socialista. Los populares buscan con notable ansia limpiar sus orígenes y ennoblecerlos. El franquismo –para ellos- fue, en todo caso y en el peor de los supuestos, un mal menor. Era preciso que nuestro país fuera gobernado por un cirujano de hierro y así sucedió, gracias a la Divina Providencia. Algunos de los historiadores revisionistas aún van más lejos y dejan caer que, en el fondo, fue Franco el que posibilitó la reinstauración de la democracia.

Raimon
Habrá que evocar a Raimon, valenciano nacido en Xàtiva, y escuchar una de sus canciones: “¿T´adones, amic/ t´adones, company/ que ja fa molts anys/ que ens amaguen la història/ i ens diuen que no en tenim/, que la nostra és la d´ells/ t´adones, amic?”. “¿Te das cuenta, amigo/ te das cuenta, compañero/ que ya hace muchos años/ que nos esconden la historia/ y nos dicen que no tenemos [historia]/ que la nuestra es la de ellos/te das cuenta, amigo?”

La derecha nos esconde la historia

¿Y por qué la derecha nos esconde la historia? Porque es una historia en la que los conservadores salen muy mal parados, fatalmente parados. Entre las urnas y los fusiles, los derechistas escogieron los fusiles. Entre la razón y la fuerza, optaron por la fuerza. Entre la libertad y la caverna, prefirieron la caverna. ¿Quiénes apoyaron la rebelión contra la República? Según Claude G. Bowers, periodista y embajador de EEUU en España desde 1933 a 1939, los impulsores internos de liquidar la República, aun a costa de un millón de muertos y de brutales injusticias, fueron literalmente: “1.-Los monárquicos, que deseaban la vuelta del rey y del antiguo régimen. 2.-Los grandes terratenientes, que deseaban conservar el régimen feudal poniendo fin a la reforma agraria. 3.- Los industriales y los banqueros que deseaban sujetar a los obreros “en su lugar”. 4.- La jerarquía eclesiástica, hostil a la separación de la Iglesia del Estado. 5.- Las camarillas militares que perseguían el establecimiento de una dictadura militar. Y 6.- Los elementos fascistas, inclinados a la creación de un Estado totalitario”.

Mensajes falsos

Los herederos del franquismo sociológico y/o político se encuentran mayoritariamente en el PP. Allá donde gobiernan -como en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana- tratan de intoxicar a los ciudadanos con mensajes falsos que modifican la verdad de la historia. A base de repetir mentiras creen que acabarán embelleciendo una realidad monstruosa. Pero aunque a las mentiras las vistan de seda, mentiras se quedan.

Fuente: Enric Sopena, director de El Plural.com

 

12/02/2010 11:23. Zayin #. sin tema Hay 1 comentario.

Homenaje masónico a tres presidentes de la Primera República

20100213120919-homenaje-presidentes-primera-republica.jpg

RAFAEL FRAGUAS - Madrid - 12/02/2010

El cementerio civil de Madrid fue escenario ayer de un homenaje cívico y masónico a Estanislao Figueras, Nicolás Salmerón y Francisco Pi i Margall, tres de los presidentes de la Primera República Española (1873-1874) allí enterrados, en el 127º aniversario de la proclamación republicana. Los tres Jefes de Estado reposan en sendos panteones pétreos de estilo decimonónico, ornamentados con profusión de simbología masónica. Su memoria se ha visto dañada por el olvido, la desidia histórica y la inquina de sus enemigos ideológicos, señaladamente el franquismo.

Estas sepulturas, situadas en el flanco septentrional del cementerio del Este, sobrevivieron indemnes a la dictadura de manera considerada por muchos como soprendente, habida cuenta del hostigamiento implacable a la que el dictador sometió a la Masonería. Sus miembros fueron perseguidos, muchos de ellos murieron o se exiliaron, mientras sus símbolos eran destruidos con saña y sus bienes, expropiados, hasta hoy sin compensación.

La sepultura de Nicolás Salmerón (1838-1908), dos columnas incisas sobre una gran pirámide, recoge una frase del primer ministro francés Georges Clemenceau (1841-1929), en la cual se recuerda que el político español renunció a la jefatura del Estado por negarse a ejecutar sentencias de muerte.

El acto de ayer fue convocado por Ágora, una asociación para el diálogo integrada en el Ateneo de Madrid de la cual forman partes asociaciones masónicas ayer presentes en el cementerio. A los reunidos les dirigieron la palabra el escritor Ignacio Merino, de la Asociación Ágora, Carmen Serrano, del Consejo de la Gran Logia Simbólica de España y la Consejera de la Asociación del Derecho Humano cuyo nombre simbólico es Mararía.

Antes de tomar la plabra habían depositado sendas ofrendas florales, tres triángulos equiláteros hechos con claveles rojos, rosas y blancos, de 33 centímetros de lado correspondientes a las gradaciones masónicas.

Algunos de los asistentes portaban el tradicional mandil masónico blanco empleado durante los trabajos en las logias, bandas de grado que cruzaban su pecho y otros, guantes blancos tachonados de emblemas de la masonería como soles y compases.

En su alocución, el escritor Ignacio Merino resaltó que los tres jefes de Estado homenajeados protagonizaron en el último tercio del siglo XIX un cambio histórico en clave democrática y progresista, en condiciones muy adversas, en referencia a las guerras carlistas, al cantonalismo y a los resabios absolutistas. Y subrayó luego que, a pesar de todo ello, su gesta -que parangonó con la culminada con la Transición democrática a partir de 1976- inauguró el arranque del proceso de emancipación de la mujer, el sufragio universal y la abolición de la esclavitud, entre otros cambios históricos. "La Primera República no fue una utopía, sino un primer y serio intento de hacer bien las cosas".

Por su parte, la Consejera de Derechos Humanos resaltó la defensa de los valores de igualdad, libertad y solidaridad que la masonería liberal preconiza. Carmen Serrano, por su parte, en nombre de la Gran Logia Simbólica de España, evocó el intento de la masonería, que los homenajeados asumieron en su día, por aplicar su ideario emancipador ateniéndose a la tríada de "fuerza, belleza y sabiduría".

Al concluir el acto, invitaron a los masones y profanos asistentes a formar una cadena fraterna, consistente en el entrecruzamiento de los brazos por delante del pecho y su entrelazamiento con la persona contigua al modo en que se hace así mismo en las Trade Unión británicas.

Fuente: ELPAIS.COM

13/02/2010 12:09. Zayin #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Una investigación sobre la moralidad aclara el origen de la religión

Las experiencias espirituales serían un subproducto de capacidades cognitivas preexistentes, no religiosas

 

A la hora de tratar de explicar el origen de la religiosidad en nuestra especie, los científicos proponen dos alternativas: que la religión surgió para potenciar la cooperación entre individuos no relacionados genéticamente o que emergió a partir de ciertas capacidades cognitivas preexistentes en el ser humano. Ahora, un estudio realizado por científicos de la Universidad de Harvard y basado en la psicología moral experimental, señala que la segunda explicación sería la más acertada. Por Yaiza Martínez.

 

Los detalles acerca de la emergencia y evolución de la religión no han sido claramente definidos, y siguen siendo fuente de debate entre los especialistas.

 

Según publica Eurekalert, ahora un artículo publicado en la revista Trends in Cognitive Sciences proporciona una novedosa perspectiva para esta cuestión, a partir de la revisión de la fascinante relación entre moralidad y religión.

 

No cabe duda que las experiencias espirituales y la religión, que se han dado en todas las culturas y momentos de la historia, están asociadas exclusivamente a nuestra especie, y que en última instancia son fenómenos enraizados en nuestro cerebro.

 

Sin embargo, quedan algunas cuestiones sin responder a este respecto, sobre todo cómo y por qué los comportamientos religiosos se originaron, y cómo estos comportamientos han ido cobrando diversas formas en el proceso evolutivo de la humanidad.

 

Dos explicaciones posibles

 

Según explica uno de los autores del estudio, el investigador Ilkka Pyysiainen, del Helsinki Collegium for Advanced Studies, de Finlandia, algunos expertos afirman que la religión surgió como medio de adaptación frente a la necesidad de solucionar el problema de la cooperación entre individuos no relacionados genéticamente.

 

Otros expertos, en cambio, proponen que la religión emergió como un derivado o subproducto de ciertas capacidades cognitivas preexistentes en el ser humano.

 

El problema de estas dos propuestas explicativas radica en que, aunque exista cierta base que las sustente, ambas resultan difíciles de demostrar.

Pyysiainen y su colaborador, el psicólogo Marc Hauser, del departamento de psicología y biología evolutiva de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, han abordado ambas cuestiones desde una novedosa perspectiva, basada en la psicología moral experimental, para revisar ambas hipótesis.

 

Juicios morales independientes

 

Según explican los científicos en el artículo publicado por Trends in Cognitive Sciences, bajo el título “The origins of religion: evolved adaptation or by-product?” (Los orígenes de la religión: ¿adaptación evolucionada o subproducto?), ambas explicaciones fueron evaluadas a partir de la exploración de la relación entre religión y moralidad.

 

Así, gracias a la revisión de los más recientes trabajos empíricos en psicología moral, se constató que sería la segunda de las explicaciones (la religión como subproducto de capacidades cognitivas preexistentes) la que más base científica tendría.

 

En concreto, escriben los investigadores, el hecho de que, a pesar de las diferencias existentes entre las religiones, en realidad no existan diferencias individuales en los patrones de los juicios morales que los humanos emiten ante dilemas morales que se producen en escenarios no familiares, sería la clave.

 

La moralidad y la religión están relacionadas entre sí de diversas maneras. Para algunos, no existe moralidad sin religión, mientras que para otros, la religión es simplemente una forma de expresión de las intuiciones morales.

 

Pero se ha comprobado que los juicios intuitivos sobre lo que está bien o lo que está mal operan independientemente de compromisos religiosos explícitos.

 

Cooperación no religiosa

 

Este hecho respaldaría la teoría de que la religión no emergió originalmente como un medio adaptativo para fomentar la cooperación (puesto que los juicios morales que la favorecerían no serían necesariamente religiosos).

 

Por tanto, resulta más probable que la religión surgiera a partir de funciones cognitivas preexistentes, que en sí mismas evolucionaron a partir de otras funciones, no religiosas.

 

La cooperación, señalan los científicos, sería por tanto fruto de mecanismos mentales ajenos a la religiosidad, aunque esta última haya ayudado a facilitar y a estabilizar la cooperación entre los grupos humanos.

 

En otro sentido, la presente investigación ayudaría a entender la compleja relación entre religión y moralidad: en muchas culturas parece que los conceptos y creencias religiosas se han convertido en un modelo de conceptualización de los principios morales.

 

Sin embargo, esta relación no es una relación necesaria, por lo que las críticas a la religión no deberían ser siempre experimentadas como una amenaza fundamental a una existencia moral.

 

Religión en la mente

 

Tal y como explicamos anteriormente en Tendencias21[1], diversos especialistas en ciencias cognitivas, como Justin Barret, de la Universidad de Oxford, aseguran que son ciertas propiedades funcionales de nuestros sistemas cognitivos las que nos hacen ser individuos religiosos.

 

Estos especialistas ve las raíces de la religión en nuestra sofisticada cognición social, que nos lleva a ver señales de “agentes” –mentes similares a las nuestras- que actúan sobre el mundo, y a interpretar éste como si estuviera hecho con un propósito.

 

Los humanos tenemos, afirman estos científicos, una tremenda capacidad para impregnar, incluso a los objetos inanimados, de creencias, deseos, emociones y conciencia. Esta capacidad, según el psicólogo de la Universidad de Yale, Paul Bloom, estaría en el núcleo de muchas de nuestras creencias religiosas.

 

[1] La religiosidad humana hunde sus raíces en nuestras habilidades cognitivas

 

Dos disciplinas científicas buscan el origen de la espiritualidad en el desarrollo de la mente

 

Todas las sociedades humanas presentan creencias religiosas, a pesar de que la religiosidad no supone un estímulo obvio para la reproducción o la supervivencia. ¿De dónde procede entonces nuestra tendencia a creer que el mundo está hecho con un propósito o a confiar en agentes sobrenaturales? La periodista de la revista Science, Elisabeth Culotta, analiza en un artículo reciente las respuestas dadas a esta cuestión por dos ramas de la ciencia aparentemente alejadas entre sí: la arqueología y las ciencias cognitivas. Por Yaiza Martínez.

 

Todas las sociedades humanas tienen sus dioses, tanto si su culto se rinde en catedrales góticas como si se celebra en pirámides maya.

 

En todas las culturas, los humanos han destinado recursos a elaborar rituales y a construir edificios religiosos. Sin embargo, la religión no supone un estímulo obvio para la reproducción o la supervivencia.

 

¿Por qué surge, entonces?, se pregunta la periodista de la revista Science, Elizabeth Culotta en un artículo aparecido recientemente en dicha revista. Bajo el título “On the Origins of Religion" (En el origen de la religión), Culotta, en un intento de desentrañar esta cuestión, analiza dos disciplinas muy distintas que se han dedicado a estudiar la religiosidad humana: la arqueología y la psicología cognitiva.

 

Antecedentes darvinistas

 

Ya Charles Darwin abordó el tema de la religión desde la perspectiva de su tesis sobre el origen de las especies, y buscó evidencias de que la religión podía ser explicada por pequeños avances en la cognición y en la estructura social humanas.

 

Sin embargo, según Culotta, para Darwin, el origen de la religión no supuso un misterio sino uno de los frutos del desarrollo seguido por el ser humano.

 

Tal y como él mismo escribió en El origen del hombre. La selección natural y la sexual: “tan pronto como las importantes facultades de la imaginación, el asombro y la curiosidad, junto con la capacidad de razonamiento, se desarrollaron parcialmente, el hombre comenzó a especular sobre su propia existencia”.

 

Culotta afirma que, en los últimos quince años, un número creciente de investigadores ha intentado responder al misterio de la religiosidad siguiendo la estela de Darwin e indagando en la hipótesis que éste defendía: que la religión surge de forma natural, fruto de los procesos corrientes de la mente humana.

 

Con estos estudios, se ha abierto un nuevo campo de investigación denominado “ciencia cognitiva de la religión”, que se apoya en la psicología, la antropología y la neurociencia para comprender las bases del pensamiento religioso, explica la autora.

 

Religión en la arqueología

 

En la actualidad, a pesar de que no se ha alcanzado al respecto un consenso general entre los científicos, para Culotta las respuestas potenciales a ciertas preguntas (como, por ejemplo, si la materia genera el dominio invisible de lo espiritual o si la religión es un fenómeno que puede ser explicado científicamente) podrían encontrarse en la interpretación de ciertos datos arqueológicos y, también, de la información surgida del estudio de nuestra mente.

 

Por un lado, la arqueología está ofreciendo información potencialmente relevante para la comprensión del inicio de la religiosidad humana, gracias al hallazgo de antiguos diseños geométricos de contenido simbólico o de antiquísimas tumbas cuyo análisis ha revelado la existencia de rituales de enterramiento, entre otros.

 

Culotta explica que los arqueólogos están buscando señales de religiones antiguas en relación con una de las habilidades cognitivas propias del ser humano: el comportamiento simbólico.

 

En este sentido, el arqueólogo Colin Renfrew, de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, asegura que la religión sería una forma particular de un comportamiento social simbólico más amplio.

 

Con esta idea acerca de la mente humana, los arqueólogos exploran las religiones antiguas y buscan en sus excavaciones señales del inicio del comportamiento simbólico en nuestra especie.

 

Religión en la mente

 

Por su parte, especialistas en ciencias cognitivas como Justin Barret, de la Universidad de Oxford, han asegurado que existen propiedades funcionales en nuestros sistemas cognitivos que nos hacen propicios a la creencia en agentes sobrenaturales.

 

Barret y otros investigadores ven las raíces de la religión en nuestra sofisticada cognición social, explica Culotta.

 

Según ellos, los humanos tendemos a ver señales de “agentes” –mentes similares a las nuestras- que actúan sobre el mundo y a interpretar éste como si estuviera hecho con un propósito.

 

Los humanos tenemos, afirman estos científicos, una tremenda capacidad para impregnar, incluso a los objetos inanimados, de creencias, deseos, emociones y conciencia. Esta capacidad, según el psicólogo de la Universidad de Yale, Paul Bloom, estaría en el núcleo de muchas de las creencias religiosas.

 

Estos campos del conocimiento, la arqueología y las ciencias cognitivas, se están desarrollando en paralelo en esta dirección, relacionando las evidencias empíricas de los registros arqueológicos y los modelos teóricos de los psicólogos, señala Culotta.

 

Según la autora, todavía no ha habido entre ambas disciplinas más que ligeros atisbos de actividad interdisciplinar, pero los especialistas están de acuerdo en que este terreno de investigación está experimentando el surgimiento de nuevas e interesantes evidencias en lo referente al origen de las religiones, y que tal vez lo más importante esté aún por llegar.

 

Fuentes: TENDENCIAS21.net

14/02/2010 13:08. Zayin #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

"¡Soy una hermana entre 50.000 hermanos!"

Una reasignación de sexo la ha convertido en la primera mujer en 250 años en un mundo exclusivo de hombres, el Gran Oriente de Francia

Olivia Chaumont, francmasona francesa. - A.CERDAN

ANDRÉS PÉREZ - CORRESPONSAL - 23/02/2010 08:15

Si Franco levantara la cabeza, además de echar pestes contra la conspiración judeo-masónica-comunista, podría cargar contra una conspiración francesa y transexual. La principal organización de la francmasonería, el Gran Oriente de Francia (GODF), cuenta en sus filas hace meses con una mujer, Olivia Chaumont, con pasado de varón. Una reasignación de sexo la convirtió en la primera mujer en un mundo exclusivo de hombres.

Vaya shock debió usted causar cuando apareció como mujer.

A lo largo de la historia del GODF, varios grupos de hermanos reclamaron que se admitiera a mujeres. Esas peticiones se desarrollaban en un proceso democrático y eran rechazadas en las votaciones. Yo he vivido mi vida de francmasón como hombre durante décadas. Después empezó mi itinerario transexual. Llegado el momento, tuve que contárselo a mis hermanos, informarles de que iban a tener una hermana. Y en ese momento, mi circunstancia personal vino a chocar con la evolución del Gran Oriente. Decidieron reconocerme, oficialmente, como hermana. El resultado hoy es que el Gran Oriente, tras más de 250 años de masculinidad, ya es una sociedad mixta. ¡Soy una hermana entre 50.000 hermanos!

Ha dicho que su transición "chocó" con la evolución del Gran Oriente. ¿Sus hermanos se irritaron?

Mi transición personal vino a superponerse, a poner en ebullición el debate sobre la conversión del Gran Oriente en organización mixta. Pero puedo decirle que incluso algunos hermanos que, por principios, están contra la admisión de mujeres, me apoyaron.

¿No hubo un rechazo?

No. Piense que la tolerancia es uno de los valores de la francmasonería. Pero es cierto que una cosa es reflexionar y otra encontrarse con un hermano al lado que hace su transición para ser mujer. A algunos, es verdad, les sentó como un mazazo en la cabeza.

¿Es un combate suyo luchar por la logia mixta?

Cuando las autoridades francesas aceptaron mi estado civil femenino algo nada fácil en Francia, créame nuestro Gran Maestro, Pierre Lambicchi, me apoyó para que se me reconociera hermana. Yo estoy por un Gran Oriente mixto, pero al mismo tiempo no quiero convertirme en símbolo. Rechazo ser instrumentalizada. Próximamente va a haber votaciones sobre esa cuestión. Mi experiencia puede tener influencia. Puede ser positiva o reforzar a quienes se oponen a la presencia de mujeres.

¿La transexualidad sigue siendo tabú en la sociedad francesa?

Sí. Le puedo decir que España es aplaudida y vista como un ejemplo por nuestros colectivos en Francia, por su marco legal avanzado.

¿Cómo tomó conciencia de que estaba en un cuerpo que no le correspondía?

Nacemos con ello, con un malestar, un interrogante perpetuo. Al pasar los años llega esa certeza de no estar donde se debería estar. Hay entornos sociales y familiares que te pueden permitir abordar el problema, y otros que te obligan a encubrirlo. Yo soy de la generación en la que hasta la homosexualidad era tabú. Es decir, que tenía tendencia a ocultar mi problema. Pero no puedes cerrar para siempre una olla a presión.

¿Hay señales de cambio en la Francia oficial?

En Francia, la homosexualidad estuvo en la lista de enfermedades psiquiátricas hasta hace unos años. La transexualidad acaba de salir de la lista, porque la sociedad francesa puede evolucionar. La prueba es el Gran Oriente. Con mi colectivo estamos haciendo avanzar las cosas. Tomé la iniciativa hace unos meses de crear un grupo de trabajo en la Asamblea Nacional. Ya se ha obtenido esa supresión de la transexualidad como enfermedad mental, aunque debemos vigilar que no nos supriman la cobertura de tratamientos a través de la seguridad social.

Fuente: PUBLICO.ES

24/02/2010 08:36. Zayin #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Libro: La masonería en persona(s)

20100225193303-portada-masoneria-persona.jpg
La experiencia masónica a través de 20 de sus protagonistas

Autores: Javier Otaola y Valentín Díaz
Título: La masonería en persona(s)
Editorial: Masónica.es 
Colección: Serie Roja (Autores contemporáneos)
1ª edición, 2010
Páginas: 400
PVP: Edición impresa 21 €.  Edición digital 11 €


Los protagonistas

Amando Hurtado, Adrián Mac Liman, Fernando de Yzaguirre, Ana Morató, Ignacio Merino, Yves Bannel, Ascensión Tejerina, Vicenç Molina, Gustavo Vidal, Ricardo Serna, Iñaki Zuloaga, Luis Miguel Fuentes, Amaury Suárez, Ilia Galán, Francisco Ortiz, Maria Àngels Prats, Werner Ulrich, Joan-Francesc Pont, Javier Otaola, Valentín Díaz.

Descripción

El tema de la masonería no se ha tratado nunca entre nosotros del modo que se propone en este libro, en el que se pretende un acercamiento a la masonería a través de la experiencia biográfica y existencial que de ella nos aportan un grupo de veinte masones.

Sus perfiles biográficos, sus intereses intelectuales, sus posiciones políticas, su itinerario existencial, nos dicen, indirectamente, muchas cosas de la masonería, nos indican qué motivación lleva a una persona —hoy en día—  a acercarse a una Orden de carácter filosófico fundada en el siglo XVIII, y de qué manera las preocupaciones del siglo XXI tienen respuesta en el seno de las logias.

La masonería es una tradición intelectual y moral, una sociabilidad característica, mediadora entre posiciones diversas y a veces contradictorias. A través de la visión de los participantes en este libro queremos ayudar a que el lector pueda hacerse una opinión, favorable o no, pero en todo caso normalizada, de lo que la masonería hace y de lo que puede significar ahora mismo.

Prólogo

La masonería se desarrolla siempre en un clima de libertad y desde la libertad. Cuando en 1977 las libertades civiles y políticas se recuperaron en España, hombres y mujeres de diferentes horizontes ideológicos, filosóficos y espirituales, empezaron a ejercer su derecho fundamental a asociarse y lo han hecho dando vida a diferentes federaciones masónicas —Grandes Logias y Grandes Orientes— con distintos estilos y características, pero que comparten una raíz común.

A pesar de que España contó con una de las primeras logias masónicas fuera de las Islas Británicas lo cierto es que la presencia de la masonería fue prácticamente anecdótica en nuestro país a lo largo del siglo xviii, ya que el discurso filosófico e iniciático de las logias no encontró un eco favorable en una sociedad muy recelosa frente a todo lo que supusiera reformismo y libre examen, y se aplicó contra la masonería una persecución sistemática.

La masonería ha tenido entre nosotros grandes detractores y también, por otro lado, importantes simpatías. La enemiga de la masonería en España proviene siempre de sectores religiosos integristas y de los extremismos ideológicos, tanto de derecha como de izquierda. Las simpatías se asocian a sectores reformistas, socialdemócratas, liberales y lo que en tiempos de la II República se denominaban radicales y radical—socialistas, normalmente pequeño burgueses y laicistas.

La única excepción a este cuadro de referencia es la importante presencia de algunos sectores anarquistas catalanes —Anselmo Lorenzo, por ejemplo— de tipo utópico y pacifista. En los años 30 del pasado siglo se incorporaron a la masonería algunas destacadas mujeres feministas como Clara Campoamor y Rosario Acuña. En 2009 se han cumplido 60 años de la muerte, en su exilio de Nueva York, de Fernando de los Ríos Urruti, una de las grandes personalidades del socialismo español, en el que encarna su vertiente humanista, y masón iniciado en la logia Alhambra.

El tema de la masonería no se ha tratado nunca entre nosotros al modo que se propone en este libro. Habitualmente se viene abordando (y con obras en algunos casos de muy buen nivel)  desde una perspectiva histórica o filosófica, pero también,  por desgracia, desde la apologética o bajo alguna de las melodramáticas teorías del complot o del misterio.

Aquí se han orillado las visiones fantasmagóricas de la masonería, que juegan con el decorum masónico para transmitir una imagen de extravagancia, y se ha centrado la cuestión en una perspectiva asequible y cercana de las personas que están en masonería, indagando en sus motivaciones, dudas y certezas, descubriendo sus formas de sociabilidad, para que a través de esa visión encarnada y personal, el lector pueda hacerse una opinión, favorable o no, pero en todo caso normalizada, de lo que la masonería hace y de lo que puede significar al día de hoy.

Al hacerlo rompen la imagen de secretismo que tantas veces ha acompañado a la masonería, y permiten que todos puedan apreciar la libertad con la cada masón se piensa a sí mismo y piensa su compromiso masónico.

Con este libro se muestra que la masonería está compuesta no por gente extraña y que se mueve solo en las élites sociales o políticas, sino por una gran diversidad de hombres y mujeres normales, que viven su profesión, su compromiso político o su vida familiar como los demás, con la particularidad de que cuentan con un grupo de referencia —su logia— con el que comparten, libremente y en la medida que lo desean, sus experiencias, reflexiones y búsquedas.

El perfil de estas personas, sus intereses intelectuales, sus posiciones políticas, su itinerario existencial, nos dicen, indirectamente, muchas cosas de la masonería; nos indican qué motivación lleva a una persona, hoy en día, a acercarse a una sociabilidad filosófica fundada en el siglo XVIII, y de qué manera las preocupaciones del siglo XXI tienen alguna respuesta en el seno de las logias. 

Javier Otaola - Valentín Díaz

25/02/2010 19:33. Zayin #. Bibliografía No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris