Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2011.

Descifrado un texto secreto masónico de más de 250 años

20111105172016-z6.jpg

Un equipo de científicos suecos y estadounidenses ha descifrado un manuscrito encriptado de hace más de 250 años.

 

El documento llamado "Copiale Cipher" era todo un enigma para los investigadores. Ahora, gracias a técnicas de traducción estadística los expertos en computación han conseguido interpretarlo y saber que pertenecía a una sociedad secreta masónica interesada en la oftalmología.

Tras meses de trabajo los estudiosos de estas 105 amarillentas páginas llenas de extraños símbolos ilegibles, han conseguido finalmente descifrarlos. Una mezcla de símbolos abstractos y letras romanas que llenaban este enigmático documento datado en los años 1730 y escrito a mano. En total 75.000 extraños caracteres y letras inconexas además del nombre de su propietario "Philipp 1866" escrito en un marca páginas y la nota al final del documento donde estaba escrito "Copiale3".

Para resolver el enigma los investigadores de las universidades de Uppsala en Suecia y de la Escuela de Ingeniería Viterbi de la Universidad del Sur de California, la University of Southern California Viterbi School of Engineering, primero separaron los caracteres romanos y griegos de los símbolos para analizar su significado independientemente.

Significado escondido en los símbolos

Tras probar con 80 idiomas los caracteres no tenían ningún significado, los mirasen por donde los mirasen de modo que llegaron a la conclusión de que se trataba simple y llanamente de letras distractoras y que el significado se encontraba en los símbolos. Como explica la investigadora Beáta Megyesi, de la Universidad de Uppsala, Suecia, "inicialmente pensamos que las letras latinas tenían mensaje por sí mismas, no los símbolos, pero comprobamos que estábamos equivocados". Así, bajo la teoría de que los símbolos parecidos representaban a la misma letra o grupos de letras consiguieron traducir algunas palabras y finalmente decodificar el texto.

En el texto se explica la finalidad de la sociedad. Como explican desde la Universidad de Uppsala, "el manuscrito proviene de los "Oftalmólogos", una sociedad secreta cuyo propósito, entre otros, era el de trazar los ritos secretos de los masones". Además, el documento muestra un gran interés por la oftalmología y la cirugía ocular, aunque parece que los miembros no eran oftalmólogos propiamente dichos.

Fuente: Muy Interesante 27/10/2011

05/11/2011 17:18. Zayin #. Bibliografía No hay comentarios. Comentar.

La Gran Logia de España elabora el ‘Barómetro Masónico 2011′

20111106011149-image-5-.png

El trabajo, realizado en septiembre y octubre de 2011 mediante el envío de 484 cuestionarios (de los que obtuvieron respuesta un 31,4%), señala que un 35 % de los encuestados se definen como espirituales sin adscripción a ninguna religión. Entre el resto, un 32 % se declaran cristianos, a los que se añaden un 11,6% de católicos romanos y, en menor medida, personas que se encuadran en otras religiones. En el terreno político son mayoría los liberales (28%), seguidos por un 16,3% de socialdemócratas y un 15,6% de conservadores, además de otras opciones. El Barometro Masónico 2011 al completo (que también recoge opiniones en cuanto a los principales problemas que afectan a España) pueden obtenerse siguiendo este enlace.

Fuente: actualmsónica.com

06/11/2011 01:12. Zayin #. Sociedad Hay 2 comentarios.


LIBRO: Napoleón III: emperador revolucionario y masón

20111106012333-z.jpg

PRESENTACIÓN DE LA OBRA

Personaje apasionado y apasionante, hijo de reyes, sobrino-nieto de Napoleón I, miembro de los carbonarios, comandante del ejército del Piamonte, conspirador contra la monarquía de Luis Felipe, presidente de la República Francesa, emperador, estudioso de la historia, escritor, masón, general jefe del ejército francés en las campañas contra Austria y Prusia, once veces encarcelado, amigo personal de Garibaldi, de Víctor Manuel, rey de Italia, promotor de la intervención francesa en México, promotor del Canal de Suez. Urbanista, embelleció la ciudad de París hasta convertirla en la capital del mundo, benefactor social, creador de los sindicatos franceses, de la enseñanza para los pobres,  del concepto de jubilación para los trabajadores, de cientos de asilos y casas de acogida… ¿Un personaje de ficción?, ¿una leyenda? No, simplemente un autentico “Hermano en el Arte”.

En esta obra está su historia y nuestra historia, por encima de errores y debilidades, reflejando lo que siempre ha sido: un faro que ilumina la humanidad.

Fuente Editorial: www.masonica.es

06/11/2011 01:25. Zayin #. Bibliografía No hay comentarios. Comentar.

La vuelta definitiva de los masones

Un hermano masón se dirige a los asistentes al rito iniciático de la Respetable Logia Andrés de Vandelvira.

Jesús Vicioso Hoyo/Jaén
Sesenta masones de diferentes ciudades de España se reunieron en la capital para arropar a sus hermanos jiennenses en la consagración de la Respetable Logia Andrés de Vandelvira, que cuenta con un venerable maestro y siete oficiales. Ocho personas aspiran ya a ingresar en la organización. 

No hubo convocatoria pública, ni tampoco se la esperaba. La sociedad filantrópica más discreta, que no secreta, de la historia regresó de manera “oficial” a Jaén con la consagración del primer taller masónico en setenta y dos años, ya que la prohibición franquista de 1939 acabó con la trayectoria de las numerosas logias repartidas por la provincia hasta entonces. Además, ha querido la casualidad del calendario que la vuelta definitiva de la institución coincidiese con el segundo centenario de su presencia en el Santo Reino.
El rito inaugural del taller que lleva el nombre del reputado masón y arquitecto renacentista Vandelvira se celebró el sábado por la tarde. El acto duró dos horas y los asistentes están obligados a guardar silencio sobre los entresijos del desarrollo. La ceremonia consistió en los oficios de una serie de invocaciones y de peticiones comunes y siguió las directrices de la tradición francesa moderna, que se remonta a 1785. Una vez concluida la consagración se festejó la fundación de la logia —que ya cuenta con el título de “respetable”— con un concierto de autores masones —como Sibelius o Beethoven— en el que se interpretó la pieza “Elogio a la amistad”, con música de Mozart y letra del periodista y escritor español Rossend Arús. El gran maestre de la Gran Logia de España, Óscar de Alfonso, respaldó la inauguración del taller regular número 175. Otros tantos asistentes —procedentes de logias de Madrid, Barcelona, Granada, Valencia, Alicante, Málaga o Huelva, entre varias ciudades más— arroparon a los masones de la capital en el acto.
Tras más de dos intensos años de intenso trabajo para, finalmente, reinstaurar la asociación en la provincia, la primera cita de la Andrés de Vandelvira fue vivida de manera especial por los ocho miembros que integran, con pleno derecho, el grupo jiennense y para los otros ocho que ya aspiran a ingresar en sus filas. También se dio a conocer el Círculo de Estudios Codex Verginus, que estudiará la historia francmasónica en la provincia.
Nunca dejó de haber masones jienneses, ni siquiera durante la persecución franquista, pero hacía tiempo que no tenían  “casa” propia. De nuevo vuelve a ser secreta, pero los miembros de Jaén ya pueden presumir —eso sí, con la debida discreción— de hacer una vida “normal” entre el resto de ciudadanos.

Fuente: Diario JAEN JAÉN - NOTICIAS LOCALES

07/11/2011 17:54. Zayin #. España No hay comentarios. Comentar.

´Aquí aún hay estigma, pero en EEUU el que es masón lo pone en el currículum´

20111109181806-z1.jpg

­­Ana María Lorente. Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España. La catalana Ana María Lorente está al frente de esta logia creada en 2005. Habló ayer en el club de este diario, presentada por Teresa Gil, de la Associació Cultural Avalon.

— ¿Qué es ser masón o masona?
— Significa estar activamente en la sociedad en la que vivimos de una forma comprometida, vibrando en un grupo en el cual cada uno avanza a su ritmo. Es una escuela de comportamiento, un orden, basado en el estudio de los símbolos y en rituales para la mejora de cada uno. Integramos la libertad, la igualdad, la fraternidad, la tolerancia y la equidad, que son palabras de gran valor simbólico.
— ¿Qué diferencia a una logia femenina de una masculina?
—La logia, a la que llamamos obediencia, es independiente desde 2005. La primera logia femenina de España nació en 1984 en Barcelona impulsada por mujeres del sur de Francia. Como mujeres luchamos por la plena igualdad de derechos. Lo hemos conseguido a nivel jurídico, pero en nosotros, tanto en las mujeres como en los hombres, aún pervive un legado ancestral de discriminación. En la logia trabajamos por buscar la arquitectura genuina de cada una,esa esencia que en ese tiempo de lucha quizás hemos perdido.
— Recuperando el título de su conferencia, ¿tiene sentido la masonería femenina en el siglo XXI?
— Más que nunca. Se han perdido muchos valores y en el mundo actual se aprecia más la forma que el fondo. En la logia vivimos el desarrollo de la vida interior de cada una, nos encontramos a nosotras mismas y con nuestros valores.
— La masonería aún se ve como algo extraño, ¿qué falsos mitos se asocian a los masones?
— Esto pasa solo en España. En EEUU son más de un millón y están muy bien vistos. Los grandes libertadores eran masones y es un plus ponerlo en el currículum. En Francia también está más extendida, allí hay más de 15.000 masonas. En España entre mujeres y hombres hay algo más de 3.000 masones, pero es que aquí hemos tenido 40 años de dictadura durante los cuales la masonería fue muy perseguida. Ahora está resurgiendo, pero aún hay un estigma de que los masones son culpables.
— ¿En España se lleva más en secreto?
— A las nuevas generaciones es algo que les suena raro, pero hoy más que nunca hace falta un estudio profundo para reencontrarse con uno mismo. Pero no hay ningún secreto. No hacemos proselitismo, pero no se oculta nada, tenemos página web donde se puede buscar información. Aunque el ritual es vivencial, trabajamos con símbolos como herramientas para trabar con nosotros mismos, no es nada oculto, pero es algo vivencial, que ha de vivir cada uno.
— Estamos en un periodo de crisis económica que para muchos se está convirtiendo también en un momento de incertidumbre vital, de dudas y ansiedades, ¿se acerca más gente a la masonería buscando respuestas en medio de esta situación tan complicada?
— Con la crisis, ahora más que nunca ves que faltan valores en este mundo. Cuando tenemos un vacío interno buscamos llenarlo con cosas materiales y cada vez hay más gente que busca algo más profundo. Es un buen momento para acercarse a la logia.
— ¿Existe algún perfil que se repita entre la gente que entra en la masonería?
— Nosotros siempre decimos que puede entrar cualquier persona libre y de buenas costumbres que quiera profundizar en el sentido de la vida.
—¿La masonería atrae a los jóvenes o a las personas de más edad?
—Normalmente suele llegar gente a partir de los 35 ó 40 años, pero cada vez llega gente más joven. Hay gente de todas las edades. La ex Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España, Paquita Valenzuela, tiene 89 ó 90 años y la cabeza súper lúcida y sigue en contacto con la logia y yo le sigo pidiendo consejos.

Fuente: diariodemallorca.es

09/11/2011 18:20. Zayin #. España No hay comentarios. Comentar.

Biografías de Masones: Vicente Blasco Ibáñez

20111109190719-z1.jpg

Valencia, 29 de enero de 1867 – Menton, Francia, 28 de enero de 1928. Fue un escritor, periodista y político español.

Hijo de Ramona Ibáñez y del comerciante Gaspar Blasco. Cursó los estudios de Derecho, en la Universidad de Valencia, años en los que perteneció a la tuna, licenciándose en 1888, a pesar de que prácticamente no ejerció dicha carrera. Dividió su vida entre la política,el periodismo, la literatura y el amor a las mujeres, de las que era un admirador profundo, tanto de la belleza física como de las características psicológicas de éstas. Se definía como un hombre de acción, antes que como un literato. Escribía con inusitada rapidez. Entusiasta de Miguel de Cervantes en torno a la historia y la literatura españolas. Años después, cansado de su vida de colonizador en la que cosechó grandes fracasos, Vicente Blasco Ibáñez, uno de los novelistas más famosos de aquel cambio de siglo, marchó a París, coincidiendo con el inicio de la Primera Guerra Mundial.

Ingresó con 20 años en la masonería el 6 de febrero de 1887 adoptando el nombre simbólico de Danton. Formó parte de la Logia Unión nº 14 de Valencia y posteriormente de la logia Acacia nº 25.

Participó en política de Brandon, caracterizándose por su oposición a la monarquía y sus ideales republicanos, manifestando los mismos en el periódico El Pueblo, que fundó en noviembre de 1894. Fue detenido en 1896 y condenado a varios meses de prisión. Entre los años 1898 y 1907, ocupó escaño en el Congreso de los Diputados representando al partido republicano denominado Unión Republicana, entre el republicanismo unitario y el federalista, más tarde por sus discrepancias con el partido se integró al Partido de Unión Republicana Autonomista.

El novelista y republicano valenciano recibió el encargo personal del presidente francés Raymond Poincaré de escribir una novela sobre la guerra. Y ésta fue Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1916). La traducción en inglés se publicó en 1918 y tuvo una gran repercusión (libro más vendido en Estados Unidos en 1919 según Publishers Weekly), hasta el punto que en 1921 se realizó la versión en cine (mudo en la época) protagonizada por un novel Rodolfo Valentino. El autor valenciano cultivó varios géneros dentro de la narrativa. Así, obras como Arroz y tartana (1894), Cañas y barro (1902) o La barraca (1898), entre otras, se pueden considerar novelas regionales, de ambiente valenciano. Al mismo tiempo, destacan sus libros de carácter histórico, entre los cuales se encuentran: Mare Nostrum, El caballero de la Virgen, el ya citado Los cuatro jinetes del Apocalípsis (1916), El Papa del Mar, A los pies de Venus o de carácter autobiográfico como La maja desnuda, La voluntad de vivir e incluso Los Argonautas, en la que mezcla algo de su propia biografía con la historia de la colonización española de América. Añádase La catedral, detallado fresco de los entresijos eclesiásticos de la catedral de Toledo.

Murió en su residencia Fontana Rosa en Menton (Francia) el 28 de enero de 1928, un día antes de que cumpliera 61 años, de las complicaciones de una neumonía. Sus restos fueron repatriados cinco años más tarde, durante la Segunda República Española, y llegaron al puerto de Valencia el 29 de octubre de 1933. El mausoleo que proyecto para él la ciudad de Valencia no llegó a realizarse al estallar la Guerra Civil Española, según puede leerse en la biografía publicada por la fundación que lleva su nombre:

Su memoria fue borrada, sus libros prohibidos, su familia perseguida y sus bienes incautados. Las obras realizadas hasta ese momento en el mausoleo fueron destruidas y el solar donde se asentaba, en un lugar privilegiado del Cementerio municipal, fue utilizado años más tarde para construir el crematorio. A pesar de todo ello, sus restos se conservaron, y reposan en la actualidad en un nicho ordinario, casi anónimo, en el cementerio civil de Valencia.

Aunque por algunos críticos se le ha incluido entre los escritores de la Generación del 98, la verdad es que sus coetáneos no le admitieron entre ellos. Vicente Blasco Ibáñez fue un hombre afortunado en todos los órdenes de la vida y además se enriqueció con la literatura, cosa que ninguno de ellos había logrado. Además, su personalidad arrolladora, impetuosa, vital, le atrajo la antipatía de algunos. Sin embargo, pese a ello, el propio Azorín, uno de sus detractores, ha escrito páginas extraordinarias en las que manifiesta su admiración por el escritor valenciano. Por sus descripciones de la huerta de Valencia y de su esplendoroso mar, destacables en sus obras ambientadas en la Comunidad Valenciana, su tierra natal, semejantes en luminosidad y vigor a los trazos de los pinceles de su gran amigo, el ilustre pintor valenciano Joaquín Sorolla.

Vicente Blasco Ibáñez era hijo de aragoneses y, aunque hablaba valenciano, escribió casi por completo sus obras en castellano con solo nimios toques de valenciano en ellas, aunque también escribió algún relato corto en esa lengua para el almanaque de la sociedad Lo Rat Penat.

Conservó, a pesar de sus correrías por el mundo, una villa en la Playa de la Malvarrosa de Valencia, en donde debatía con los intelectuales y amigos de su época. Esta villa actualmente restaurada es la Casa Museo Vicente Blasco Ibáñez.

Quiso ser marino, pero su dificultad para entender las matemáticas le llevó a inclinarse por la abogacía. Su gran capacidad de estudio le permitía preparar las materias de todo un año quince días antes de los exámenes.

Amaba la Música tanto o más que la Literatura. Wagner le apasionaba, su apoteósica música exaltaba su viva imaginación y soñaba con los dioses nórdicos y los héroes mitológicos como Sigfrido, nombre que más tarde pondría a uno de sus cuatro hijos. En su obra Entre naranjos, nos deleita con el simbolismo de las óperas del célebre compositor. En una reunión típica de la época, en que los jóvenes se reunían para hablar de música y literatura y recitaban poesías, conoce a la que sería su esposa y madre de sus hijos, María Blasco del Cacho.

Comienza a imbricarse en la vida política de Valencia al asistir a las reuniones que el partido La Bandera Federal organizaba en el casino de las Juventudes Federales. En sus primeras intervenciones en público descubre que está dotado de un tremendo poder de persuasión. Si su pluma es certera, no lo es menos su oratoria, capaz de enardecer al auditorio y entusiasmar a las gentes insuflándoles grandes sueños.

No es la llamada cuestión social de lucha de clases, planteada a lo largo del siglo XIX con los primeros brotes de socialismo activo y revolucionario el problema fundamental para Blasco; más bien se enfrenta a la realidad de la Valencia de aquellos tiempos en la que el analfabetismo del pueblo se unía a unas condiciones de vida precarias, y todo ello unido a unas creencias anquilosadas y enemigas de todo mejoramiento. Blasco Ibañez se ve en la necesidad moral de denunciar los abusos y contribuir al progreso del pueblo.

Al organizar manifestaciones contra Cánovas del Castillo, es perseguido por la justicia y se oculta en algunos pueblos, pero finalmente llega a París, donde pasará el invierno de 1890 al 1891. Escribe crónicas de lo que ve para algunos periódicos y comienza su etapa periodística. A los 16 años ya había fundado un periódico semanal que, al ser de menor edad, puso a nombre de un amigo suyo zapatero. Más tarde fundará la editorial Prometeo, aún existente hasta 2005.

Estancias en Italia

Perseguido nuevamente por la autoridad, viaja a Italia. La nostalgia de su tierra le hace abocarse a una incesante labor literaria. Surge así En el país del arte, que será una de las mejores guías de Italia. La fastuosidad de los monumentos y la grandeza de su historia pasan por la pluma de uno de los mejores escritores descriptivos de nuestro tiempo. Todas estas crónicas son publicadas en sucesivas entregas en su periódico. La catedral de Milán, el foro romano, en el que la imaginación del artista evoca la victoriosa entrada de las legiones romanas, el Vaticano, las obras de Miguel Ángel y Rafael, la Capilla Sixtina, Nápoles, Pompeya, Florencia, Venecia son descritos con una maestría inusitada.

Ya de regreso a Valencia es apresado y pasa el invierno de 1896 a 1897 en la cárcel de San Gregorio. Allí escribe El despertar de Budha, precioso relato que narra la historia del gran místico Siddhartha Gautama cuando huye del palacio de su padre para alcanzar la iluminación bajo el árbol Bodhi.

Estancias en Madrid

Tiene que residir en Madrid por cuestiones políticas, y aquí conoce a los hermanos Benlliure; Mariano, el famoso escultor que posteriormente esculpiría una estatua con la efigie del novelista, y Juan Antonio, el pintor. Su estudio, dice Blasco, es el templo a la camaradería artística.

Frecuenta la librería San Fernando, donde se relaciona con los intelectuales de su tiempo, Luis Morote, Santiago Rusiñol y Emilia Pardo Bazán, en sus escapadas a Madrid. Conoce a Rodrigo Soriano, periodista de El Imparcial, que se convertirá en su gran amigo, pero posteriormente también en su peor enemigo.

Al igual que en París y en Italia, escribe crónicas para El Pueblo describiendo Madrid.

Tras el asesinato de Cánovas del Castillo y el cambio de gobierno, Blasco regresa a Valencia. El 28 de abril de 1898, es elegido diputado republicano por Valencia en las Cortes, tres días después de haberse declarado la guerra con EE.UU. tras la voladura del Maine.

Estancias en América

Uno de los retratos que Joaquín Sorolla le hizo al novelista, con el título de Caballero español (1906), fue adquirido por el museo The Hispanic Society of América de Nueva York. Poco después es él en persona quien viaja al nuevo continente.

Tras una calurosa acogida en Portugal, viaja a Argentina, país que ejerció una profunda impresión en el escritor y donde fue recibido por miles de personas. En Buenos Aires ofreció conferencias sobre los más variados temas: Napoleón, Wagner, pintores del Renacimiento, la Revolución Francesa, Cervantes. Temas de filosofía, de cocina, etc.

De Buenos Aires dice que es un París que habla castellano y en el Club Español de dicha ciudad habla del idioma como gran lazo de unión y de Cervantes como un rey a quien nadie destronaría. De España no nos separa sino el Atlántico —dice— y los mares no son nada ni son de nadie. Después de pasar por Chile, regresa a Madrid para escribir Argentina y sus grandezas, que no se volvió a editar desde que se agotó la primera edición. Tras un trabajo ininterrumpido de 12 y 14 horas diarias durante 5 meses, sale a la luz esta obra en la que cuenta todo lo que ha visto. Enardecido por una curiosidad insaciable, Blasco no descansó hasta recorrerlo todo para dejar viva impresión de ello en su libro.

Pero el escritor volvería a Argentina. En esta oportunidad para ser agricultor. Con otros agricultores valencianos, funda la colonia Nueva Valencia en la provincia de Corrientes. Pero las excesivas dificultades, producidas en gran parte por la crisis que asola el país, le llevan a tomar la decisión de vender la colonia. Hoy en día, Corrientes y Nueva Valencia son el granero arrocero de la Argentina gracias a los procedimientos de regadío que llevó Blasco Ibáñez y a la labor de aquellos trabajadores valencianos. En Argentina también funda la localidad de Cervantes, en la provincia de Río Negro, que actualmente tiene mas de 2.000 habitantes.

En julio de 1914 estalla la guerra europea. Blasco se convierte en corresponsal, visitando los frentes y las líneas de fuego. Con la guerra vienen la muerte, el hambre y la peste, los cuatro jinetes del Apocalipsis, título de la novela que culminará su gran éxito como escritor.

El libro adquiere gran fama internacional en América (1919), donde se vendieron más de diez millones de ejemplares. Todos quieren conocer al autor, y las fotografías del retrato al óleo que le hizo Sorolla aparecen en todos los periódicos. Es el libro más leído después de la Biblia. Cigarrillos, juguetes, jabones, portan la imagen de los cuatro jinetes. Mister Ibanyés se convierte en el hombre más popular de América. Nuevamente viaja al gran continente y habla en iglesias católicas, protestantes, masónicas, sinagogas. Todos le escuchan.

Vida personal

Casó con María Blasco en 1891. A pesar de tener el mismo apellido, no eran familia. Tuvieron cuatro hijos: Mario, Julio César (fallecido a los 24 años), Sigfrido y la única mujer Libertad. Su mujer falleció en 1925 en Valencia, mientras él residía exiliado en Menton. Se casó en segundas nupcias en 1925 con Elena Ortuzar, de nacionalidad chilena.

Obras

La obra de Vicente Blasco Ibáñez, en la mayoría de las historias de la literatura española en uso hechas en España, se califica por sus características generales como perteneciente al Naturalismo literario. También se pueden observar, en su primera fase, algunos elementos costumbristas y regionalistas.

Sin embargo, se pueden agrupar sus obras literarias según su gran variedad temática frecuentemente ignorada en su propio país, puesto que además de las novelas denominadas de ambiente valenciano (Arroz y tartana, Flor de Mayo, La barraca, Entre naranjos, Cañas y barro, Sónnica la cortesana, Cuentos valencianos, La condenada), hay novelas sociales (La catedral, El intruso, La bodega, La horda), psicológicas (La maja desnuda, Sangre y arena, Los muertos mandan), novelas de temas americanos (Los argonautas, La tierra de todos), novelas sobre la guerra, la Primera Guerra Mundial (Los cuatro jinetes del Apocalipsis, Mare nostrum, Los enemigos de la mujer), novelas de exaltación histórica española (El Papa del mar, A los pies de Venus, En busca del Gran Kan, El caballero de la Virgen), novelas de aventuras (El paraíso de las mujeres, La reina Calafia, El fantasma de las salas de oro), libros de viajes (La vuelta al mundo de un novelista, En el país del arte, Oriente, la Argentina y sus grandezas) y novelas cortas (El préstamo de la difunta, Novelas de la Costa Azul, Novelas de amor y de muerte, El adiós de Schubert) entre sus muchas obras.

Fuente: Wikipedia

09/11/2011 19:08. Zayin #. Biografías de Masones No hay comentarios. Comentar.

Un distinguido masón de la GLUI participa en una tenida del Gran Oriente de Francia

20111112175515-zz.jpg

Julian Rees, pasado Gran Oficial de la Gran Logia Unida de Inglaterra, participó activamente anoche en una tenida que tuvo lugar en el templo Groussier del Gran Oriente de Francia, enclavado en la calle Cadet de París, según indicó el blog Agencia de Prensa Masónica de Rumanía. Se trata de un hecho que, con todos sus matices, puede calificarse de histórico debido al viejo y profundo  contencioso existente entre ambas obediencias desde finales del siglo XIX.

Rees, a quien el periodista François Koch señala en su blog La Lumière como “próximo a un muy alto dignatario activo” de la GLUI, expuso su plancha El camino espiritual de la francmasonería, enfoque comparativo para poner a prueba la convergencia. El Gran Maestro del GOdF, Guy Arcizet, se encontraba entre los asistentes, aunque según La Lumière esta tenida “no tendrá impacto” en las relaciones entre ambas estructuras masónicas.

Aún así, el Gran Maestro Arcizet ha señalado a La Lumière que “de todas maneras, es un acontecimiento que un hermano de la GLUI lea una plancha durante una tenida ritual del GOdF“.

La tenida estaba organizada por la logia del GOdF L’Internationale, con el apoyo de las logias de la misma obediencia République, Les Disciples de Memphis, U.N.I.T.A., Les Etudiants Fraternité, L’Enseignement Mutuel i La Clémente Amitié, contando también con la presencia de mujeres masonas.

12/11/2011 17:56. Zayin #. Internacional No hay comentarios. Comentar.

Desvelado el significado oculto del 'Copiale Cipher'

20111113123054-zz.jpg

Tres profesores resuelven uno de los grandes retos de la criptografía, un códice del siglo XVIII que guardaba secretos de la secta masónica de los Oculistas. La clave ha sido matemática

EVA CAVERO 13/11/2011  

La cubierta azul, con brocados en dorado, las páginas amarillentas, sujetas por hilos que han dado de sí con los años, contienen solo números, símbolos abstractos y algunas letras reconocibles. Hace 200 años que eso era todo lo que se podía decir del Copiale Cipher, un libro escrito en matemáticas. Son 105 páginas sin espacios, escritas casi sin tachones con una cuidada caligrafía en un código sin leyenda. El trabajo de tres profesores ha desvelado uno de los grandes retos de la criptografía. Ese texto encriptado contiene las bases de una sociedad masónica secreta de mediados del siglo XVIII: los Oculistas o la secta del Gran Ojo.

Se creían los elegidos para ’abrir los ojos’ al mundo. Para ellos el significado del universo estaba en la geometría y el número

"Junto a un montón de velas, varios instrumentos y anteojos, perspectiva microscópica, un paño y un vaso de agua deben estar presentes", así empezaba el rito de iniciación de un aspirante, el más importante para la secta. Más de dos siglos se han tardado en desvelar los secretos de los "doctores del ojo", como se autoproclamaban. Su nombre no se debía a una pasión irrefrenable por la oftalmología, sino a que se consideraban los elegidos para abrir los ojos al mundo. Creían que se podía entender el significado del universo a través de la geometría y el número, por eso el candidato debía demostrar su soltura en el sistema de lectura "en el arte del cifrado" que empleaban.

El desciframiento del Copiale Cipher es especialmente interesante para los expertos en masonería porque el libro data de entre 1760 y 1780, casi un siglo antes de la Inglaterra victoriana: la época por excelencia de sectas y reuniones secretas, a través de las que escapaban de su propia rigidez. "En cierto modo, dejaban su propia identidad en la puerta. Al entrar en la logia abandonaban el traje de su antiguo yo", según Andreas Önnerfors, experto en masonería de la Universidad sueca de Uppsala, que está estudiando la importancia histórica del descubrimiento.

Era una segunda vida de rito y matemáticas. El Copiale Cipher explica con detalle la importancia del escenario en las ceremonias, deteniéndose en el rito de iniciación. "Elaborado solo con tiza, para que todo se pueda borrar después de la recepción", se dibujaban varios símbolos, hasta construir un mosaico de matemáticas. En el centro, hay una estrella redonda que "representa a Dios como el mayor maestro de obras y también de la geometría". El 3 es la Trinidad, el 5 el ser humano. ¿El 10? "¡No recuerdo haber visto ese número nunca en las enseñanzas masónicas! Se me ocurre que podrían ser dos seres humanos...", especula Önnerfors.

En el Copiale Cipher se detallan algunas de las contraseñas que los Oculistas empleaban para no ser descubiertos: "Cuando no se esté seguro de si uno de los presentes es masón, se pregunta qué clima hace en el exterior. La respuesta es buena o mala, de acuerdo con las circunstancias".

El secretismo de las sectas fue más fuerte en países donde los masones eran castigados con la muerte, como en España, donde se persiguió durante el franquismo a las sociedades secretas que se habían introducido en la Península a través de Gibraltar. "Si el candidato no ha demostrado su lealtad y obediencia (...) es para siempre rechazado por la orden", explica el códice.

-¿Qué pasaba si alguien rompía la promesa?

-Eso queda a la imaginación, ¡el libro no especifica cuál es el castigo!

Sí se habla, en cambio, de pequeñas multas: "No se permite jurar, blasfemar, o hablar de forma deshonrosa. El contraventor será castigado con una sanción monetaria que se pondrá en la caja de limosnas".

El libro está estructurado en tres partes. En la primera describe el rito de iniciación para los nuevos miembros de la secta, en la segunda habla de la masonería y en la última, más esotérica, trata conceptos más abstractos, una mezcla de ideas religiosas y matemáticas que son la base filosófica de la secta. El desciframiento del libro comenzó como un hobby de fin de semana para el profesor Kevin Knight, del Instituto de Ciencias de la Información de Marina del Rey (California): "Era un reto. En realidad mi especialidad es en programas informáticos de traducción lingüística, no en criptografía". Cuatro meses más tarde y con la ayuda de Beáta Megyesi y Christiane Schaefe, profesores del departamento de filología y lingüística de la Universidad de Uppsala (Suecia) habían roto un secreto que llevaba más de dos siglos.

¿Lo más difícil del proyecto? "Averiguar que los símbolos y números que construían el texto escondían un mensaje que debía leerse en alemán". Llegaron a esa conclusión porque el libro había sido encontrado en la Alemania Democrática, satélite de la URSS en los tiempos del país dividido. Pertenecía a una colección privada, pero lo guardaba la Academia de las Ciencias de Alemania Democrática, con la caída del muro de Berlín se descubrió un nuevo reto para la criptografía. "Lo descifré sin hablar ni una palabra de alemán, el idioma base del texto", comenta divertido Knight. Con su comentario no pretende desprestigiar el logro, sino subrayar que la clave de la decodificación ha sido matemática, no lingüística.

-¿Google Translator?

-¡Ojalá hubiera sido tan fácil! Estaba escrito en alemán antiguo. Tuve que utilizar el diccionario de mi iPhone para traducir las palabras a alemán moderno y luego al inglés.

El método de desencriptación mezcla las herramientas informáticas con garabatos a papel y lápiz. El procedimiento fue sencillo, aunque laborioso: un programa informático calculó la frecuencia de repetición de las letras en alemán y la contrastó con la frecuencia de repetición de los símbolos. En base a esos resultados se procedió al cambio de letras: ¡voilà!, tenían sentido. Había, eso sí, pequeños errores que subsanar. Los acentos y algunas letras marcaban pequeñas modificaciones en la traducción y las letras románicas señalaban la separación de palabras.

"La base de estas sectas era su carácter exclusivo, el fuerte sentido de pertenencia que despertaban en el grupo", comenta Önnerfors. Para sus estudios, la traducción ha sido fundamental. Solo es el libro de una sociedad secreta más, pero le permite hurgar en su retina. "Ya les he pasado [a los profesores que han descifrado el libro] otros que son un misterio, a ver si consiguen resolverlos", explica. Uno de estos es el manuscrito Voynich, un misterioso libro ilustrado, escrito en el siglo XV en un alfabeto desconocido, que es el Santo Grial de la criptografía histórica. Nadie ha conseguido descifrar ni una letra. El profesor Knight y sus compañeros ya se han marcado un nuevo reto.

Fuente: elpais.com

13/11/2011 12:31. Zayin #. Internacional No hay comentarios. Comentar.

Entre la escuadra y el compás

20111113125345-zz.jpg

La masonería tuvo más apogeo con Primo de Rivera que en la República · Dos alcaldes de Sevilla y 11 municipios de la provincia eran masones · Lo habían sido 20 presidentes de Estados Unidos

Francisco Correal | Actualizado 13.11.2011

Diego Martínez Barrio, Fernando de los Ríos, Eloy Vaquero, Augusto Barcia y Manuel Blasco Garzón. De los 14 diputados andaluces que en la Segunda Repúblicas ocuparon carteras ministeriales, estos cinco tuvieron relación con la masonería. Martínez Barrio, sevillano, exiliado en México y París, donde murió, presidió las Cortes y el Gobierno, y fue Gran Maestre del Grande Oriente Español. Blasco Garzón, ministro de Justicia, aparece en la foto de los poetas del 27 como presidente del Ateneo que los acogió para homenajear a Góngora.

No fueron sólo estos ministros. El peso de la masonería en la política andaluza durante la República era tal que un 36% de todos los diputados a Cortes elegidos por Andalucía -aproximadamente un centenar-, uno de cada tres, eran o habían sido masones. Las cifras figuran en la conferencia del historiador Leandro Álvarez Rey que abrió en el Alcázar las jornadas sobre la masonería.

Fue una de las primeras organizaciones obreras, integrada por los canteros, picapedreros, yeseros y albañiles que constituían las antiguas corporaciones y cofradías de constructores que en la Edad Media participaron en la erección de las catedrales. Se reunían en una casa o habitación pequeña que llamaban logia en italiano y taller en español. Álvarez Rey recuerda que tenían prohibido "bajo terribles juramentos divulgar los secretos del oficio".

Con la decadencia de los gremios, se produce la transformación de la masonería de organización operativa en simbólica. Empiezan a nombrar miembros honorarios procedentes de la burguesía y la aristocracia: propietarios, abogados, cirujanos, comerciantes. En Londres surge en 1717 -el mismo año que la Casa de la Contratación se traslada de Sevilla a Cádiz- como una organización de carácter "filantrópico, universalista y especulativo".

De su anterior condición operativa quedan los símbolos. Se sitúan moralmente "entre la escuadra y el compás", es decir, entre la obediencia a los principios de Igualdad, Libertad y Fraternidad, el trinomio de la Revolución Francesa, y una equidistancia "sin inclinarse servilmente ante los poderosos ni menospreciar a los humildes". En España la masonería entra muy tarde, coincidiendo con el final del periodo isabelino y la revolución Gloriosa de 1868. En Gran Bretaña o Suecia la jefatura de las masonerías recaía en un miembro de las Familias Reales y una veintena de presidentes de Estados Unidos fueron masones, además de los promotores de la Cruz Roja o los boy scouts.

En España entró con retraso, pero en Andalucía tuvo muy buena acogida. Entre 1868 y 1898 funcionan en Sevilla 65 órganos masónicos a los que pertenecían casi dos mil masones. El desastre colonial de 1898 desencadena lo que Álvarez Rey llama "crisis masónica finisecular". La recuperación coincide con la dictadura de Primo de Rivera de 1923.

Lo más novedoso de la investigación de este historiador -por problemas familiares, su intervención la leyó Juan Ortiz Villalba, coordinador de las jornadas- es desmentir la teoría de que la Segunda República fue un periodo de "apogeo y esplendor" de la masonería. Hubo masones en muchos cargos públicos. Lo fueron los alcaldes de Sevilla Horacio Hermoso o José Fernández de Labandera, ambos fusilados, o los regidores municipales de Cazalla, Constantina, Lora del Río, Dos Hermanas, Utrera, Alcalá de Guadaíra, Marchena, Morón, Écija, Carmona, La Campana.

La doble militancia política y masónica suscitó desacuerdos. Pese al predicamento de Diego Martínez Barrio como Gran Maestre, muchos masones de su agrupación, el Partido Republicano Radical, no le siguieron cuando en 1934 protagonizó una escisión por la derechización del líder de su partido, Alejandro Lerroux. Álvarez Rey se extiende en la política de exterminio de Franco y los rebeldes con el pretexto del "contubernio judeo-masónico". Tándem que sólo tuvo su lógica macabra en que los masones recibieron en España un trato similar a los judíos en la Alemania nazi.

En un discurso en su exilio mexicano, Martínez Barrio contó que reunió a los masones de los partidos que participaban en el Gobierno de la República bajo los dos símbolos de la "claridad fraterna", el vino y el pan. No fue posible la unión y se cumplió su profecía: "... nuestros enemigos harán que nos reunamos en las cárceles, en el exilio y los de paso más fugaz, en los cementerios". Ahora están en otro sitio. "El callejero de Sevilla está lleno de masones", dice Ortiz Villalba.

Fuente: diariodesevilla.es

13/11/2011 12:54. Zayin #. España No hay comentarios. Comentar.

La capilla de Mosén Rubí, nada que ver con la masonería

20111123185939-zz.jpg

Según la tesis doctoral que analiza el templo

Carlos de Miguel

La tesis doctoral de Isabel López Fernández sobre la capilla de Mosén Rubí “desmonta rotundamente” su supuesta relación con la masonería, como se ha apuntado en muchas ocasiones.

Bajo el título de ‘La casa de Bracamonte y el patrimonio abulense’, la tesis se entra en el llamativo templo abulense u hospital y capilla de La Anunciación. “No tiene relación con la masonería porque ésta llega a España en el siglo XVIII y la capilla fue construida en el XVI”, argumenta, y acerca de los símbolos, como el compás, que es un elemento que pertenece al escudo de la familia Bracamonte, que llegaron de Francia en el siglo XIV.

También se ha aludido a la planta pentagonal de la capilla, que se levantó así porque es funeraria y se hizo para acoger a sus fundadores, María de Herrera y Andrés Vázquez Dávila, y que, si bien es diferente a la mayoría de los templos abulenses, no es “extraña”, ya que “hay otros precedentes”, como el monasterio de Gracia y la capilla de San Antonio en San Francisco, en la capital, o los de El Parral y Villacastín, en Segovia.

La profesora de la Escuela de Turismo de la Universidad de Salamanca y de la UNED de Ávila apunta también que fue un patronato laico quien mandó levantar la capilla, pero esto sucedía “en muchos casos en el siglo XVI”.

Aparte de este asunto. López Fernández destaca como relevante que su tesis demuestra que en su traza participó Juan Gil Hontañón, quien participó en las catedrales de Salamanca y Segovia.

Tesis en la tesis

La defensa de la tesis se realizó el día 18 en la propia capilla de Mosén Rubí, lo que fue definido como “tesis leída en la propia tesis”. Dirigida por el profesor José Luis Gutiérrez Robledo, de la Universidad Complutense, y teniendo como tutor de la Universidad de Salamanca a José María Martínez Frías, el trabajo -con beca de la Institución Gran Duque de Alba- aporta un estudio completo de la familia Bracamonte hasta nuestros días, un novedoso estado de la cuestión sobre la ciudad del XVI y sobre la arquitectura de la casa de Bracamonte.

En ella define su proceso crono-constructivo y precisando el papel que -entre otros- Gil de Hontañón, Juan Campero, Pedro de Tolosa, Rodrigo Gil de Hontañón y Pedro de Tolosa, más Gabriel, Diego y Francisco Martín, tuvieron en su traza y realización, que suponen lo más granado de la arquitectura abulense y que fueron autores del “más ejemplar de los monumentos de la centuria, una capilla funeraria cuya traza y belleza trascienden el ámbito abulense”, según lo define.

El tribunal estuvo presidido por Pedro Navascués, de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, e integrado por los doctores Antonio Ruiz Hernando, de la misma universidad; Manuel Pérez Hernández y Elvira Díaz Moreno, de la Universidad de Salamanca; y María Jesús Muñoz González, de la Complutense, y otorgó la calificación máxima de sobresaliente cum laude por unanimidad.

Sus integrantes elogiaron el trabajo y destacaron lo oportuno que era el lugar elegido para su lectura, junto a la ingente documentación, a la vez que agradecieron la acogida de la Comunidad de Madres Domínicas, recomendaron la publicación de la obra, e hicieron suya la preocupación por las actuaciones que estaban atacando últimamente algunas piezas del  patrimonio que fue de la casa de Bracamonte.

Fuente: aviladigital.com

23/11/2011 19:01. Zayin #. Castilla y León No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris